Necesitas pensar en esto antes de empezar tu página web

Necesitas pensar en esto antes de empezar tu página web

Necesitas pensar en esto antes de empezar tu página web 1422 800 frívola

¡Ey! !Qué bueno verte por aquí! Al parecer vas a empezar tu página web porque te has decidido a tener cierta presencia online. Quizá quieras empezar tu web personal, algún tipo de negocio online o la web para tu empresa. Sea como sea hay unos pasos previos que necesitas dar.

Recuerda que en este loco camino que has decidido emprender avanzarás más rápido en base a los recursos y experiencia previa que ya tengas. Quizá puedas subcontratar el diseño web, los contenidos, o la identidad. Quizá quieras hacer esto de forma interna, tú sola o con tu equipo. En cualquier caso queremos darte unas pautas para empezar a trabajar en tu proyecto web.

#1 Cuál es el propósito de tu web

Algunas preguntas que debes hacerte:

¿Qué queremos que haga nuestra web?

Puede ser una web corporativa, un blog de noticias, una landing de venta, una tienda online, una página de afiliados… hay muchas opciones.

¿Qué tipo de contenidos va a tener?

Como comentábamos antes es interesante distinguir y tomar nota desde el principio sobre qué tipo de contenidos necesitaremos. Por ejemplo, una tienda online necesitará no solo imágenes de productos, también buenas descripciones, reseñas, quizá entradas de blog. Si es un blog deberás ser consciente de que necesitarás imágenes que acompañen a los artículos. Deberás pensar quién escribe, si lo hace a través de diferentes usuarios o siempre del mismo. En definitiva, tienes que ver de forma transversal todo lo que «contenidos» supone.

¿Cuáles son las funcionalidades que tendrá?

Piensa en qué tiene que ver en su pantalla cada rol. Si hablamos de una tienda online habrá rol de usuario y también de administrador. Qué puede hacer cada tipo de usuario según las funcionalidades que promete tu web.

¿Qué uso se le va a dar?¿Debe ser compatible con algún CRM, sistema, o persona que está actualmente en tu empresa?

Debes preveer qué será de tu web una vez esté hecha. Puede pasar que desarrolles una web más compleja de lo que tu proyecto necesita, o incluso más compleja de lo que tu equipo es capaz de utilizar después. Por A o por B anticípate y deja bien clara en tu Hoja de ruta hacia dónde tiene que ir tu proyecto web.

¿Es un proyecto que podamos hacer internamente?

Lo más importante. ¿Qué recursos tienes para desarrollarlo internamente? Si te atreves hay muchas opciones muy válidas y muy asequibles tanto en dinero como en conocimiento, como WordPress, para empezar a tener presencia online.

¿Qué mantenimiento requiere?

Tendrás que seguir nutriendo tu web. ¿Quién se encargará de ello? ¿Qué necesitará para hacer esto? ¿Necesitas un hosting básico o uno más profesional? ¿Cómo generarás tráfico hacia la web?

#2 Dominio y nombres

Empieza utilizando herramientas como UberSuggest o AnswerThePublic para poder entender mejor cómo te busca tu cliente. Ten en cuenta también el nombre que utilizas en redes después del @ y por supuesto ten en cuenta que ese mismo dominio servirá como final de tu cuenta de correo. De manera que debe ser fácil de comprender y si no al menos de deletrear.

Ideas palabras clave seo

#3 Ahora de verdad vas a empezar tu página web

Bien, ya has hecho un esquema de la web que quieres en el punto #1 y has comprado el dominio y servidor en el punto #2. Manos a la obra:

Finalmente, ¿quién hará la web? Si necesitas ayuda ya sabes que puedes contar con nosotras, pide precios y compara las utilidades que empresas de diseño web como la nuestra te ofrecen.

Si decides subcontratar tu web

Coge todo lo que has recopilado en el punto #1 y llega a un acuerdo con tu proveedor. Intenta ir a por el producto mínimo viable y ve invirtiendo según vayas pudiendo sacar rendimiento económico a tu proyecto. Por lo demás serán ellos quienes hagan la hoja de ruta que debes seguir.

Si decides hacértela por tu cuenta

Ten mucha paciencia. Busca un software sencillo, como WordPress, y embáucate en esta apasionante aventura. Siempre te recomendaremos que lo haga un profesional, pero si finalmente te decides a hacerlo tú ten en cuenta que:

  • Diseña la arquitectura de la información antes de empezar con tu página web. Cuántas páginas va a tener, qué contenidos tendrá, etc.
  • Necesitarás una plantilla buena, a ser posible de pago. Esto de la plantilla es vital porque debe aguantarte el máximo tiempo posible.
  • Debes adquirir buenas prácticas y hacer copias de seguridad durante el desarrollo y mantenimiento de tu proyecto.
  • Menos es más, no abuses de los gráficos. Y ten cuidado con las fotografías que utilizas y sus licencias de uso.
  • Sé coherente: elige dos o tres colores y no más de dos tipografías.

En realidad el camino será mucho más largo que esto, pero por lo pronto para el foco de este artículo es suficiente. Recuerda que ofrecemos el servicio de Consultoría WordPress para hacer un seguimiento y mejora continua de tu proyecto web y que podemos hacerte una auditoría web gratuita desde nuestro formulario de contacto.

#4 Vital: desarrollo de los contenidos

En este punto ya deberías tener la plantilla para tu web, estar trabajando en modo mantenimiento y acabando de configurar los plugins esenciales.

A partir de aquí el contenido será lo más importante y a lo que más tiempo y mimo le tendrás que dedicar. Es imprescindible que, si tienes una tienda online, la proveas de toda la información que necesite tu cliente, como el tiempo de envío, dimensiones, materiales, buenas imágenes. De la misma manera tener un blog traerá más tráfico a tu web, tengas el tipo de web que tengas, de manera que deberás tener en cuenta también sobre qué vas a publicar y cada cuánto tiempo.

Busca buenas imágenes o hazte con buen plan en alguna web de fotos de stock. Sé original y recuerda utilizar siempre tu propia «voz». Comunica de dentro hacia afuera, teniendo claros siempre los valores de tu proyecto.

#5 El diseño te llevará mucho más lejos, acuérdate de él

Queremos insistir un poquito más en esto. Y es que si te vas a aventurar al desafío tecnológico que supone empezar a hacerte tu propia página web debes tener presente que por el camino te cruzarás con diferentes problemas que minarán tu moral y te robarán mucho tiempo. Descuidar el aspecto estético puede ser tentador cuando ya estás quemadísimo de pelearte con tu web. Si tienes dudas contacta con profesionales, pero si vas a seguir por tu cuenta te recomendamos, por lo menos, busca las últimas tendencias en diseño web o entra a nutrirte a webs como Awwwards o cssdesignAwards. También tienes onepagelove, csswinnerWebbyawwards

No, no queremos desmoralizarte, pero si buscas inspiración no hay mejores sitios. No podrás hacer esos efectos pero sí podrás tomar nota de qué tipo de composiciones, colores, o formas de organizar la información funcionan mejor en web. Antes de empezar con tu página web toma algunos pantallazos de impactos web que veas en estas webs y que te gusten.

#6 Temas legales

¿Necesitas ayuda con un buen despacho de abogados? Pregúntanos y te daremos algunas opciones de profesionales que podrían ayudarte. Pero esto es algo que tienes que tener al día y, bajo ningún concepto, poner en riesgo el futuro de tu negocio, y de tu bolsillo, por ahorrarte unos 250€ que puede costarte de media.

#7 Difusión

Es muy importante que desde el inicio tengas en mente cómo vas a difundir tu negocio. Puede que utilices principalmente redes sociales, pero también puede que el crecimiento orgánico en redes no sea suficiente para ti y tengas que darle un apretón a través de ads de vez en cuando o de contínuo.

Ten en cuenta también si tienes otras webs, redes o contactos que puedan ayudarte a darle un empujón más allá del uso o no que vayas a hacer en redes. Busca a tu competencia en google y haz lo que puedas por aparecer donde ellos aparezcan. 

También puedes apoyarte en tu círculo de colaboradores, proveedores o clientes y ver de qué manera puedes crear contenido conjunto o intercambiar enlaces, por ejemplo.

#8 Métricas

Si no tienes métricas no vas a poder avanzar. No sabrás si todo este esfuerzo anterior está teniendo o no repercusión, qué funciona o por qué. Es como no prestar atención a cómo interactúa la gente en tu tienda física, si entran, si entran y salen en seguida o si por el contrario todos se quedan pasmados con alguna parte en concreto de tu stock.

Ponte objetivos y mídelos. Compara mes a mes y no te quedes con la curiosidad de saber a qué se debe ese pico positivo en tus métricas.